miércoles, 11 de julio de 2018



"Visita guiada al Museo Guggenheim"


Joana Vasconcelos "Soy tu espejo" 


El Museo Guggenheim Bilbao presenta la primera exposición antológica dedicada en España a Joana Vasconcelos, sin duda la creadora portuguesa (aunque nacida en París, en 1971) de mayor proyección internacional de su generación, sobre todo a raíz de su participación en la Bienal de Venecia de 2005 o de su gran muestra celebrada en el Palacio de Versalles en 2010. La retrospectiva actual, Joana Vasconcelos. Soy tu espejo —cuyo título es un homenaje a Nico, la célebre cantante alemana que interpretó I’ll Be Your Mirror con la banda neoyorquina The Velvet Underground—, comprende una treintena de obras realizadas desde 1997 hasta hoy. Entre las piezas seleccionadas se incluyen algunas de las más conocidas de su trayectoria, como Burka (2002) o La novia (2001–05), junto con obras recién creadas y otras realizadas especialmente para la ocasión, como la monumental Egeria (2018), instalada en el Atrio. Además, en los alrededores del Museo se han dispuesto dos gigantescas esculturas: Gallo pop (2016) y Solitario (2018).


Marc Chagall "Los años decisivos 1911-1919".

El arte me parece sobre todo un estado del alma. —Marc Chagall, Mi vida

Al adentrarnos en la obra de Marc Chagall, visitamos un universo de apariencia sencilla que encierra una realidad compleja, pues el artista entrelaza con sofisticación mundos que a simple vista pueden resultar antagónicos y que para él se convierten en complementarios a partir de 1911. Nacido en 1887 en el seno de una familia judía jasídica (un movimiento dentro del judaísmo) en la pequeña localidad de Vitebsk, vinculada entonces a la Rusia de los zares, Chagall crece en un ambiente constreñido, donde el acceso a la cultura y al arte rusos estaba limitado tanto por su religión como por las políticas de la época, que marginaban en guetos a los judíos y les privaban de sus derechos. Pronto rompe con lo establecido, primero ingresando en la escuela rusa, después estudiando arte con Yuri Pen en Vitebsk y, sobre todo, trasladándose a San Petersburgo, una gran urbe a la que los judíos solo podían acceder con un permiso especial. Cuando en 1911 el joven Marc Chagall se establece en París, animado por Léon Baskt, se produce un punto de inflexión en su producción. Hasta mayo de 1914, el artista trabaja en la capital francesa, creando un conjunto de obras en las que a sus recuerdos de la vida en la comunidad jasídica de Vitebsk se suman iconos de la metrópolis moderna. Las reminiscencias del arte popular ruso y de su cultura se mezclan con los experimentos estilísticos más avanzados que le ofrece la vanguardia de París y algunas de sus figuras más destacadas, como Pablo Picasso, Robert y Sonia Delaunay o Jacques Lipchitz.

En 1914, de regreso a su tierra para asistir a la boda de su hermana y ver a su prometida, Bella Rosenfeld, la Primera Guerra Mundial sorprende a Chagall, confinándolo allí durante ocho años, lo que le lleva a una fase de búsqueda de sí mismo que se refleja en muchas de las pinturas y obras sobre papel de la época. El artista realiza numerosos autorretratos, representaciones de su cotidianidad con su esposa Bella y su hija Ida, dibujos de los estragos de la guerra, de la vida en su comunidad y de una nueva Rusia. Tras la Revolución, Chagall es nombrado Comisario de las artes en Vitebsk, lo que le otorga autoridad sobre los museos, escuelas de arte y eventos artísticos celebrados en la región.

Exposición organizada por Kunstmuseum Basel en colaboración con el Museo Guggenheim Bilbao



Precio simbólico: 2€


Domingo 22 de julio. 15:30 horas. Puntualidad.


Punto de encuentro: Puppy.


Inscripciones por Whatsapp (Carla) 673 21 20 23

No hay comentarios:

Publicar un comentario