domingo, 18 de octubre de 2015

Solidaridad con Verónica del Carmen.



ACTUALIZACIÓN 21-10-2015. GRACIAS.

Las personas allegadas a Verónica del Carmen nos comentan que felizmente se ha llegado a la suma necesaria para llevar a cabo su repatriación. Esto ha sido posible gracias a la loable tarea de todas las personas que se han  movido, organizado y colaborado solidariamente ante esta tragedia.

La cuenta estará abierta unos días más por si alguien quisiera hacer llegar su aporte. A partir de ahora lo que se recaude se destinará a sufragar los gastos relacionados que se deberán realizar en Nicaragua y el resto será entregado a su madre y a su hija para apoyarlas en su pérdida.  

Los trámites demandan tiempo y burocracia por lo que aún no podemos adelantar cuando será repatriada pero mantendremos la información actualizada.


Muchísimas gracias a todas las personas que habéis mostrado vuestra solidaridad con esta causa.


NECESITAMOS TU SOLIDARIDAD DE MANERA URGENTE

Por favor, danos unos minutos de tu tiempo para que podamos compartirte una historia de migración con final trágico que requiere de tu apoyo para poder paliar en algo el dolor que está causando.

Se llamaba Verónica del Carmen Serrano Martínez, tenía 28 años y una hija que tenía cuatro años cuando en 2011 decidió migrar al País Vasco buscando una alternativa para mejorar su situación y la de su familia que se quedó en Somoto, Nicaragua.

Falleció el 13 de octubre de 2015 mientras trabajaba. Tuvo un infarto del que se desconocen las causas ya que era una mujer sana. Los empleadores, hijos de la señora a la que cuidaba y que fue quien la encontró muerta, entregaron sus ropas a la policía y se han desentendido de comunicarse con su familia, y apoyar en la repatriación del cuerpo.

Desde su llegada trabajó en Getxo en donde fue construyendo una pequeña red de apoyo; cuando encontró un trabajo como interna en Derio, la empadronaron en el domicilio en el que trabajaba cuidando a una señora mayor. No tenía su situación regularizada por lo tanto no tenía contrato, ni seguro de repatriación, ni posibilidades de volver a Nicaragua. Desde que llegó, nunca había podido ir a ver a su hija, a su madre y el resto de su familia.

Como muchas mujeres migradas, Verónica del Carmen contaba solamente con el apoyo de una prima y una amiga que es la que se está encargando de hacer las gestiones para poder repatriar su cuerpo. Su familia quiere poder, al menos despedirse, organizar la vela, enterrarla en su tierra y poder empezar su duelo; es muy difícil para su madre recibir solamente sus cenizas y que su nieta no pueda ni siquiera tener el consuelo de velar el cadáver de su madre.

Tenemos de plazo hasta el 13 de noviembre para reunir los cerca de 5.000€ que cuesta la repatriación de su cuerpo, de lo contrario, lo incinerarán. En su pueblo, Somoto, se están movilizando para apoyar en los gastos que se están ocasionando y apoyar a la familia, pero se necesitan más recursos.

Varias compatriotas de Verónica del Carmen así como mujeres centroamericanas residentes en Getxo se están movilizando para conseguir el dinero necesario. Han vendido comida, organizado eventos solidarios, están pidiendo dinero a la salida del metro de Abando... y se han acercado a Mujeres con Voz para pedirnos ayuda y conseguir reunir el dinero necesario.

Verónica del Carmen se merece este gesto solidario. Ya que no pudimos ofrecerle mejores condiciones de trabajo, ya que no pudo contar con la asistencia sanitaria cuando lo necesitaba, ya que su muerte ni siquiera ocupa unos segundos en los medios…te pedimos que colabores para que su cuerpo llegue a su familia.

Se ha abierto una cuenta en la BBK a nombre de: Angy Lisena Mendez
ES76 2095 01 9310 9113363061

Por favor, apoya este gesto con tu aporte económico, sumando tu nombre a esta petición y difundiendo esta solicitud.

Si quieres más información sobre el avance de la colecta y la vida que llevó Verónica del Carmen en Getxo, puedes consultar la página web de nuestra asociación: http://mujeresyvoces.blogspot.com.es/ o escribir a asociacionmujeresconvoz@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario